Murió Quino, el creador de Mafalda

«La tristeza es absoluta», contó a este medio un allegado a la familia Lavado. Distintas fuentes consultadas confirmaron que el artista falleció por condiciones propias de su edad. En el último tiempo Quino se trasladaba en silla de ruedas a causa de las afecciones de circulación que tenía en sus piernas, además de padecer un glaucoma, que le afectó seriamente la visión. Sin embargo, en los últimos meses, coinciden en su entorno, se mantenía con buen ánimo.

El creador de Mafalda, una de las historietas más reconocidas en el país e internacionalmente, nació en Mendoza el 17 de julio de 1932. De muy pequeño recibió el apodo con el que luego se volvería famoso. Lo inventaron sus padres andaluces para diferenciarlo de su tío, también llamado Joaquín, y de quien heredó su pasión como dibujante.

Mafalda es la tira latinoamericana más vendida en el planeta y en sus más de cinco décadas, nunca perdió vigencia: siguen en pie todos (o casi todos) los temas contra los que se indignaba la niña contestataria.

A los 18 años, Quino se mudó a Buenos Aires y, cuatro años más tarde, publicó su primer trabajo en el semanario Esto es. Su primer libro, Mundo Quino, se publicó en 1963, un año antes de que saliera a la luz su personaje más recordado, Mafalda, quien nacería en las paginas dePrimera Plana.

Quino dibujó a su personaje estrella durante nueve años, entre 1964 y 1973. «Pero nunca terminé de aprender a dibujarla; tenía que calcarla», contó hace algunos años.

Entre los premios y reconocimientos que recibió a lo largo de su carrera se destacan la Orden Oficial de la Legión de Honor del gobierno francés y el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Fue en 2014, año en el que Mafalda cumplió 50 años.

Después de Mafalda, Quino nunca volvió a tener un personaje fijo de historieta. «Lo dibujé nueve años y sigue vigente. Qué plomo, ¿no?», se preguntó él mismo en la apertura de la 40° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, en 2014, mientras confirmaba que le tiene mucho cariño a la pícara niña del moño por todo lo que le ha dado en su trayectoria.

Fuente: La Nación